‘Juana La Maliciosa’ en la revista ‘Prótesis’

‘Lo bello no es sino el comienzo de lo terrible’, asegura David G. Panadero, de la revista Prótesis, en su honda y sentida crítica de Juana La Maliciosa. ‘David Bowman consigue que los acontecimientos nos afecten en una doble dimensión: por ser testimonio de lo que sucedió y también por transformar a quien cuenta y a quien escucha’. En dos palabras, ‘la fuerza del relato oral, explorada con total acierto’.

Sólo nos queda agradecer al señor Panadero que lo entienda así: como nosotros. Estamos convencidos de que un buen relato nunca es inocente. Y no lo es porque un buen relato nunca pasa sin herir, sin dejar huella en quien lo expone ni en quien lo recibe. ¿Para qué contamos las cosas a alguien si no es por eso? Para despertar su simpatía, para moverlo hacia determinada acción, para que ‘se entere’, al fin al cabo, de una puñetera vez.

Y, como no, para aclararnos nosotros mismos. Sólo contando lo que sucedió acertamos a ordenarlo y a darle algún sentido.

A un servidor le tranquiliza que al menos un lector haya percibido esta idea central: el nervio que mueve la acción de la novela Juana La Maliciosa.

Aquí, el comentario de David G. Panadero en Prótesis
aquí, Juana en la web de Ediciones del Serbal,                                                                                 aquí, en facebook. Síguenos.

Y aqui, la página friki. Únete.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a ‘Juana La Maliciosa’ en la revista ‘Prótesis’

  1. Siana dijo:

    Gracias a David por haberlo entendido y por su certera crítica. Mucho tiempo pasaste para conseguir transmitir esa idea en tu relato, Bowman. Seguimos navegando.

  2. Estrella dijo:

    Tiene razón el que hace ese comentario. Y tú, “Y, como no, para aclararnos nosotros mismos. Sólo contando lo que sucedió acertamos a ordenarlo y a darle algún sentido.” Contándolo gritamos para echar fuera todo lo que nos duele, o para revivir lo que nos alegra. O lo intentamos, al menos. Y cuando algo nos duele, algunos necesitamos hacerlo porque parece que si alguien te escucha y notas que te entiende, que comprende, no te sientes tan a solas, tan desvalida, tan asustada. Seguramente por eso me gustó tanto Juana, porque David Bowman también me escuchaba y me comprendía a mí a través del gran Tagomago.

  3. Siana dijo:

    Estrella, me gusta mucho lo que dices aquí “David Bowman también me escuchaba y me comprendía a mí a través del gran Tagomago”. Bowman guarda silencio, escucha al Tagomago. No le interrumpe más que lo imprescindible. Es una virtud no muy abundante el hecho de encontrar personas capaces de escuchar. Tagomago tiene también otra virtud. La de ser un excelente narrador. Imprevisible de reacciones (tan pronto está enfadado, como escenifica, como grita, como se rompe) y dotado de un carisma arrollador, que seguramente cautiva a Bowman. Una persona abierta de par en par en una noche de desesperación por la ausencia de la persona amada, o deseada. Es verdad que cuando algo nos acecha por dentro, si se escribe o se cuenta pareciera que se uno se libera. Ya no está dentro, está fuera. Y si se escribe aún se ve con mayor claridad, y objetividad. En el caso de la novela es un prodigio de arte lo que ha hecho Bowman con este circo de tres pistas: redactar la historia que le contó uno, que a su vez le contó una….y vaya usted a saber con cuántas cosas se alimentó la historia original. “La historia se convirtió en mito, el mito en leyenda”…como decía el inglés de la pipa.

  4. Estrella dijo:

    O dándole la vuelta al título de la biografía de García Márquez, contarlo para vivir. La magia del relato hablado siempre nos encandila, y el gran Tagomago es un poco Scherezade.Y ese profesor de Oxford escuchándole inmutable es buenísimo🙂

  5. Siana dijo:

    Qué bueno esto que has dicho Estrella. Es verdad🙂 Como Scherezade! Un gran contador de historias. Hasta el punto que el que las oye parece estar viviéndolas él mismo. Cuánta magia hay en eso, en efecto.

  6. Siana dijo:

    Y respecto a Bowman. Me pregunto quién le atrae más. Tagomago, o Juana. La historia de Juana mejor dicho. O se trata de las dos cosas…

    • Estrella dijo:

      Fíjate que es como en el Quijote, Cervantes cuenta, pero lo pone en boca de un narrador al que un tal Cide Hamete le contó (mediante unos papeles escritos, sí, pero se lo estaba contando) algo que ocurrió a otro, al Quijote, y esta historia contada por uno que dice que le contaron que habían contado que…. nos tiene ya 400 años embebidos. ¡Leer es lo mejor del mundo!

      A Bowman le atrae Juana, su historia y sus vicisitudes, pero le atrae mucho más el cómo se lo está relatando Tagomago y esa personalidad que va descubriendo en él a medida que lo va escuchando. Si no, no habría aguantado ni cinco minutos. Estoy segurísima.

  7. Siana dijo:

    Es verdad. La genialidad de ese juego. Ahí Cervantes plantó la modernidad en la novela (que me corrijan los doctos si me equivoco).

    Estoy de acuerdo contigo: le atraen ambas cosas, pero más el Tagomago y su extravagante y original personalidad. Es un gran observador, el Bowman. Sabe que está ante alguien que se sale de la media. Al cabo, Bowman también es otro aventurero.

  8. bowmanpoole dijo:

    ‘ese profesor de Oxford escuchándole inmutable’. Debo puntualizar que, por desgracia, nunca he llegado a recibir ni a dar clase en Oxford. http://www.edicionesdelserbal.com/autor.php?pag=david_l_bowman

  9. Estrella dijo:

    Pues perdóneme usté, que es que yo a todas las universidades inglesas les digo Oxford. Como es la única que me sé. Pero rectifico y pongo Cahill, que por cierto, me suena a marca de whisky.

    • Estrella dijo:

      No te enfades, venga. Estaba convencida de que había leído Oxford. Lo del whisky ya sé cuál es la marca, es Cardhu. Se le parece un poco por lo de la “h” intercalada. ¡Si es que me lío, ays!

  10. bowmanpoole dijo:

    No me enfado. Me he limitado a precisar eso de Oxford. Más quisiera yo que fuera cierto. No niego que lo de la cerveza me ha tocado un punto el orgullo, pero ese es un problema mío.

  11. Estrella dijo:

    Haces lo justo al precisar, y mi explicación fue muy chorra, pero a veces suelto cada tontura que hasta me cabreo conmigo misma.

  12. bowmanpoole dijo:

    Bueno, ‘chorra’ tampoco. Fue divertida. Las patadas al orgullo, sobre todo cuando son tan naturales y sin mala índole, resultan, digamos, pedagógicas. Suelo jactarme de carecer de orgullo y no está mal que episodios simpáticos como ese de que ‘Cahill’ le recuerde a alguien una marca de cerveza vengan a recordarme, vía orgullo, que no soy tan listo ni tan guapo como me veo. Es decir, que pese a todo tengo, por desgracia, orgullo. El orgullo es hermano de la vanidad y la soberbia, sentimientos todos inevitables y que, por lo mismo, conviene tener a raya. ‘L’orgull no és bo per a res’, que dijo no sé quién. Por cierto ¿sabes que el palabro ‘orgullo’ sería una de tantas contribuciones del catalán antiguo a la formación del castellano? Según las últimas teorías filológicas, el castellano sería una lengua ‘de acreción’ que no nacería directamente del latín sino de la confluencia de distintos ‘latines’, así como del árabe peninsular hablado y del vasco antiguo. Entre aquellos dialectos latinos se encontraría un catalán primigenio que en los últimos siglos del primer milenio contribuiría con las otras hablas a la lenta formación de una jerga de frontera, una ‘lingua franca’ o pidgin, útil para que un puñado de aventureros fueran capaces de entenderse en un oscuro punto de encuentro sin ley ni orden que podría vagamente ubicarse entre las montañas que unen, más que separan, las actuales provincias de Navarra, Soria, Logroño y Zaragoza. No deja de ser gracioso -malvado que es uno- que entre las contribuciones del catalán al actual español se encuentre, además de la ‘peseta’, el ‘orgullo’, je, je.

    • Estrella dijo:

      Dice Pérez-Reverte que el orgullo es lo que nos sirve para mantenernos de pie cuando otros caen de rodillas. En ese caso no es ni vanidad ni soberbia, y como por lo que se ve el orgullo es como el colesterol, que por narices hemos de tenerlo, pues descartemos al malo y nos quedamos con el bueno. Al menos que no nos joda. 

      Qué interesante lo que dices de esa aportación del catalán a la lengua castellana y de cómo se fue formando el idioma. Me estoy imaginando, además, a esas gentes de por esas montañas navarras, mañas y castellanas, frías y duras, en plena edad media, cruzando caminos, fronteras, historias y vidas y dando a luz sin ni siquiera saberlo a una lengua nueva que fíjate hasta dónde ha llegado, hasta los mismísimos aspirantes a la presidencia de los Estados Unidos, que no hay uno que en campaña no diga su frase en español.

      Diciendo todo eso que dices aún me da más pena que el español sea lengua que se puede multar aquí en Cataluña. Los idiomas no tienen culpa de nada, sólo quien los maneja. En los 60 yo era una niña recién llegada de La Mancha y aprendí el catalán jugando en la calle, y para mis hermanos mayores era un orgullo llegar del taller donde trabajaban habiendo aprendido una palabra nueva en catalán. Ahora el idioma ya no es lugar de encuentro o de juegos, es militancia, como oí decir a alguien. Yo milito en el castellano y yo en el catalán. Los políticos se lo cargan todo.

      Ah, el nombre de la confusión no era de cerveza, era de whisky. Ahora soy yo la que tendrá que decir ¡Manda cojones! XDDDDDDDDD

      Besito, David.

  13. Siana dijo:

    ¿Te imaginas, Estrella, que la lengua dejara de ser política? Que no hubiera nada más que eso.

    • Estrella dijo:

      Sería disfrutar de todo lo bueno y fascinante que tiene descubrir y compartir todo un mundo, que es lo que contiene cada idioma, un mundo, una cultura, una manera. Sería ideal, Siana. Ojalá lo veamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s