Parece que navegamos y sin embargo…

Y sin embargo no logro quitarme de la cabeza una extraña sensación de derrumbe generalizado. Claro que sólo es una sensación sin aparente motivo. Los editores de ‘Juana La Maliciosa’ se han liado la manta a la cabeza y han sacado una segunda edición que debe estar distribuyéndose ya. Esta chica no para de darme alegrías y sin embargo…

Y sin embargo no soy feliz. Y debiera: he escrito una novela, unos insensatos la han publicado y otros la han comprado, la han leído y a algunos, incluso, les ha gustado. Mucho. No me conoce nadie y aún así, con una promoción artesanal y voluntariosa, en los últimos seis u ocho meses se ha despachado la primera edición a razón, parece, de unos dos o tres ejemplares diarios, como media. Un ejemplar ha llegado incluso al míitico teatro Colón, de Buenos Aires, y ha asistido a una representación operística, que ya es el colmo. La única explicación es que funcionan el boca a boca y la mensajería. Parece que a la gente le gusta ‘Juana La Maliciosa’ y la recomienda, lo que me proporciona la única inyección de entusiasmo que recibo, imprescindible para seguir empujando pese al feroz invierno que se avecina. Y sin embargo…

Y sin embargo, ese feroz invierno que, sin poderlo evitar, veo venir me deprime. Nunca me he hecho demasiadas ilusiones, como la propia Juana. Siempre he sabido, como Peter, que cuando algo puede ir mal, va mal. Y sin embargo…

Y sin embargo me he equivocado no pocas veces, aunque no todas ¿eh? Ojito. Esperemos en todo caso que ésta sea de las primeras, prevalezcan la lucidez y el talento sobre el prejuicio, la bobería y el lugar común, y el invierno pase, por duro que sea, sin más consecuencias. Y sin embargo.

Teatro Colon (B Aires)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Parece que navegamos y sin embargo…

  1. Estrella dijo:

    Si parece que navegamos, no es poco, no.

  2. Siana dijo:

    Subes y bajas, la vida es así. Seguimos adelante, qué duda cabe. Nuevas alegrías te esperan. Y no le vamos a pasar toda la responsabilidad a Juana. Ajusta las velas, vale, Comandante?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s