Una delicadeza en el paladar

 

Con mantequilla de Cantabria

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No te resistas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un capricho que le alegra el día a cualquiera.

Tú mismo.

Y buen provecho.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Una delicadeza en el paladar

  1. Siana dijo:

    ¿Y dónde se puede comer eso? tienen muy buena pinta.

    Acabo de caer en lo que pone.

    Joodo….

  2. L. dijo:

    Ya tardan las feminazis en exigir la prohibición de semejante producto machistoide.

  3. bowmanpoole dijo:

    Pues es verdad. Aunque no sé porqué ‘machistoide’. Qué tontería. Bueno, y si es machistoide ¿qué? ¿O es que sólo se permiten gilipolleces, ocurrencias y mamarrachadas feministoides? Convengamos que hay mucho ‘sexismo’ por ahí suelto. Y que no es exclusivamente machista.

  4. L. dijo:

    Anda, claro. La gilipollez nunca ha entendido de sexos. Para nada me parece machistoide lo de unos dulces que se llamen “chochitos”. Pero duda que haya quien se ofenda?? Hay quien se ofende por cualquier cosa. Si entendiera algo de todo este galimatías, le diría que tiene fácil réplica: el que no quiera chochitos que se coma una buena porra. Pero quite pallá, que saltarían las mismas con que las porras son una cosa ordinaria, fálica y machistoide también. Así que cualquiera se aclara. Es lo que tiene la gilipollez… abarca tantos matices…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s