Vagando en sueños, allá, por las tierras altas

Allá, en las tierras altas,
por donde traza el Duero
su curva de ballesta
en torno a Soria, entre plomizos cerros
y manchas de raídos encinares,
mi corazón está vagando, en sueños…
¿No ves, Leonor, los álamos del río
con sus ramajes yertos?
Mira el Moncayo azul y blanco; dame
tu mano y paseemos.
Por estos campos de la tierra mía,
bordados de olivares polvorientos,
voy caminando solo,
triste, cansado, pensativo y viejo.

Antonio Machado
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Vagando en sueños, allá, por las tierras altas

  1. Desde el umbral de un sueño me llamaron…
    Era la buena voz, la voz querida.

    —Dime: ¿vendrás conmigo a ver el alma?…
    Llegó a mi corazón una caricia.

    —Contigo siempre… Y avancé en mi sueño
    por una larga, escueta galería,
    sintiendo el roce de la veste pura
    y el palpitar suave de la mano amiga

    CONTIGO SIEMPRE, AMIGO

  2. Curiós dijo:

    Te queremos, Bow. No es mucho, pero es lo que hay. Te queremos.

  3. L. dijo:

    Cuando sonríes,
    yo te reconozco,
    identifico tu perfil
    primero,
    y vuelvo a verte,
    al fin,
    tal como eras, como
    sigues
    siendo,
    como serás ya siempre,
    mientras te ame.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s