¿Agua oxigenada o agua de Lourdes?

Los médicos son unos tíos entrañables con soluciones para todo.

Nunca les faltan una pastilla y unas palabras.

Tanto si te duele un pie como si te cantan los alerones, te atormenta una muela o se te va la neurona.

Y es que los médicos son sabios. Los curas de nuestro tiempo. Los hechiceros de la tribu.

Con su título, su bonhomía y sus recetas, lo mismo van a ver al Rey que al último paria.

-¿Quién es este fulano?

-Es médico

-Ah, que pase. Pero ¿hay alguien enfermo?

-No, pero por si acaso.

Un abogado, un bombero o un registrador de la propiedad no tienen tantos privilegios.

-Doctor, doctor, qué alegría tenerle aquí.

Un médico siempre viene bien y, de paso, se le consulta todo. Desde el color para pintar las paredes hasta si sabe de un profesor de inglés para los niños. Y, por supuesto, si cree que debe uno hacerse mirar la próstata. En este último caso siempre te responde lo mismo (lo sé porque yo lo pregunto todo el rato).

-La próstata conviene tenerla vigilada.

Y se queda tan ancho el galeno.

¿Cómo no van a ser sabios los médicos si tienen título, han visto las interioridades del cuerpo humano y han hecho el juramento hipocrático?

El juramento hipocrático, nada manos, manda cojones.

Los fontaneros y los notarios no hacen juramentos, ni hipocráticos ni de ninguna clase, y tienen campo libre para entregarse a cualquier desmán.

Y se entregan, claro.

Sin límite y con desvergüenza.

Si hay quien encuentra que la Sorayina representa la quintaesencia del talento porque sacó una oposición con nota  (con lo mona que es, además), ¿qué no diremos de los médicos?

Pues nada: que son el no va más.

Yo no sé como todavía hay quien va a misa en vez de pedir hora en el ambulatorio.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿Agua oxigenada o agua de Lourdes?

  1. Siana dijo:

    A los galenos se les acaba contando todo al final, y es verdad que uno les escucha cual si allí estuviera toda la verdad, sobre cualquier tema. Un conocido cuando salía de marcha les decía a las mozas (creo que lo hacía para ligar) “tú cuéntamelo todo que yo soy médico”.
    😉 Petons Comandant

    • bowmanpoole dijo:

      ‘cuéntamelo todo que soy médico’

      Q bueno es eso

      Preecisamente toda esta entrada viene a cuento de que el otro día el médico me recetó a MÍ -sí: a mí- sin nadie pedírselo ni venir a cuento ¡un calmante relajante estimulante portentoso y anti-depresivo!

      Yo alucinaba.

      Y al final no me lo he tomado.

  2. Grognard dijo:

    Guárdelo.
    Se vende bien en el mercado negro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s