Vilanova somos todos, ‘senhor’ Mourinho

 

 

No sé quién es Vilanova, exclamó Mouriño con su mejor cara de primero de la clase cuando le preguntaron por la insensata provocación que había protagonizado cinco minutos antes, al final del partido de vuelta de la llamada Supercopa, el pasado miércoles.

Bueno, pues ya va siendo hora de que lo sepa.

Vilanova somos todos, señor Mourinho.

Y tú, Mourinho, ya que estamos aclarando conceptos, un enmierdador cabrón y peligroso.

Sí.

Un impresentable que empuerca cuanto toca.

El Rey Midas de la mierda.

Menos mal que esta vez el enmierde ha sido sólo por un título sin importancia, un título pequeñito, que es como calificaste la Supercopa después del partido, ya en la sala de prensa.

Porque si llega a ser grande habría ardido Troya.

Lo más gracioso es que sólo después de que perdieras, mamonazo, ha resultado que era pequeñito. Y después, sobre todo, de que metieras un dedo en el ojo de Tito Vilanova (no sé quién es Vilanova). Pues para no saberlo (y para ser tan pequeño el título) le acertaste bien -sin comerlo ni beberlo- en todo el centro de la pupila con la puntería de un grande. De un grande, sí, sólo que un grande cabronazo, puto y malparido.

Visto lo visto ¿de qué no habrías sido capaz, tú, mamarracho, por un título importante, vistoso (todo lo contrario de esta birria de título -vaya por Dios- menuda expectación y menudo lío para un títulillo de tan poca monta)? ¿De qué no habrías sido tú capaz por un título de los que ostentáis en los currículos los tontos del bolo?

Por un título de esos que los pedorros enmarcáis con gusto deleznable y colgáis junto a una orla en un salón hortera y pretencioso ¿qué no habrías hecho? ¿Dejar de meterle un dedo en el ojo a cualquier otro Vilanova para meterle, en cambio, un destornillador de camionero?

¿U otra vileza aún peor, incluso?

¿Meterle el dedo en el ojo a la puta de tu madre hasta sacárselo?

Siempre a escondidas, como un capullo mierdecillas, cobardón y acusica, creyendo que no te ven, sembrando miseria, armando lío, enmierdando, jodiéndolo todo bien.

Tú sabes perfectamente quien es Vilanova. Lo que no sabes es lo qué es tener huevos ¿verdad, mamón? Todo el puñetero día con la hombría en la boca. ¿Por qué no vas a tocarle los esos a Guardiola, que es de tu tamaño, ya que tanto rajas? ¿Te da miedo? ¿Te impone Pep? ¿Es más hombre, más tío, más entrenador y más persona que tú, pedazo de soplapollas?

Yo lo que no sé es como tu madre -esa puta perra apestosa- no te ahogó en un barreño de agua sucia, la muy desgraciada, nada más ver el pedazo de mierda que había parido.

Tú no sabes quien es Tito Vilanova, pero yo sí.

Vilanova soi yo.

Lo que no sé realmente es quien eres tú. Aunque con saber qué eres, me sobra.

Un reverendo hijo de la gran puta.

 

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Vilanova somos todos, ‘senhor’ Mourinho

  1. Siana dijo:

    Mourinho ensucia el futbol español, dijo Piqué. Ensucia muchas otras cosas ese impresentable. Por qué no le echan ya de entrenador? es un espanto, para su propio equipo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s