Cristianos, a los leones!!!

 

 

 

Es increíble como está el centro de Madrid.

Católicos de las cinco partes del mundo se arraciman en calles, bares y chinos salvando el comercio de la Capital del Reino (tan maltratado por esos cabrones de Los Indignados) de la ruina total. Desde rubicundos católicos centroeuropeos a gigantescos católicos centroafricanos, negros como el betún. Y también animosos católicos USA (encantados de haberse conocido), católicos chilenos ostentando bandera, boy-scouts católicos y rezadores, curas fortachones y cantarines liderando hordas de jóvenes no menos católicos, sudados y mochileros. Católicos chinos, japoneses, javaneses, coreanos, todos con los ojos como asín. Chin. Chicos católicos y chicas católicas, católicos en las colas del Museo del Prado, del Reina Sofía y del Tita Thyssen. Católicos por doquier confesando y comulgando en manadas y que esta tarde serán recibidos por nuestro Monseñor, Rouco Varela (serio candidato a Papa), que se dará así su particular baño de multitudes en el eje Prado-Recoletos (según la curiosa terminología municipal) en el curso de una gran misa.

Miles, millones de creyentes dispuestos a matar y a morir por una idea, por una causa, por Dios y por Su Hijo Unigénito Jesucristo, Dios de Dios, Luz de Luz, Dios Verdadero de Dios Verdadero, de la Misma Naturaleza que el Padre Por quien todo fue hecho, etc, etc. etc, Toda una demostración de capacidad y fuerza de la Iglesia Católica al Poder Temporal, a los poderes terrenales del Universo -Aquí estoy Yo- que será retransmitida en riguroso directo por TeleMadrid -eufórica- a España, al Mundo, al Cosmos Todo y al que no lo guste que lo den por la Santa Popa.

Será cosa de ver a esta inmensa y desmedida manada internacional entonando al unísono el Credo en mil lenguas distintas de toda la Tierra.

Allí será Babel. En el eje Prado-Recoletos.

O no.

Credo in unum Deum Patrem omnipotentem,
(…)
et in unum Dominum Iesum Christum, Filium Dei unigenitum….

 

  ¿Qué casulla me pongo hoy? Porción de Monseñores en el eclesiástico vestidor que ocupa las viejas instalaciones de Correos en el Palacio de las Comunicaciones, hoy sede del Exmo Ayto.

 

Después de esto sólo una cosa quedará clara. Nadie dispone de los medios técnicos ni de los recursos materiales y humanos (ni, en resumidas cuentas, de la logística) necesarios para montar una performance tan real y absolutamente universal como ésta. Ni los Rolling Stones, ni los USA ni la CEE ni la Commonwealth ni la Eurovisión ni nadie.

Y eso que Dios no existe.

En fin, que Dios nos coja -en cualquier caso- confesados.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s