En la muerte de un ‘compañero de viaje’

La hija de Juliano Mer-Khamis ante el féretro de su padre


Parece que la expresión ‘compañero de viaje’ la habría acuñado en algún momento la ‘agitpro’ reaccionaria para designar a quienes, sin ser comunistas, colaboran con ellos. Yo mismo -y muchas, muchísimas personas más- he ejercido en algún momento de mi vida como ‘compañero de viaje’, a ver que remedio, y si no me hice nunca comunista de carné fue por una cierta prevención personal, muy rara, contra toda forma y clase de iglesias. Manías he tenido siempre muchas y ésta ha sido de las más persistentes.

Sobre los comunistas se ha echado mucha mierda y, para acabarlo de arreglar, en nombre del comunismo se han hecho notables barbaridades.

Pero el estalinismo no es el comunismo.

No todo el comunismo.

Sin la generosidad de los pequeños comunistas de base, es difícil entender el siglo XX. Esa generosidad entregada y lúcida parece vivir aún en el siglo XXI… y concitando irritación. Parece imposible, pero es así. Mucha irritación: el asesinato de Juliano Mer-Khamis así lo confirma. Aunque no lo asesinaron tanto por ‘compañero de viaje’ como por ser, simplemente, quien era. Un ciudadano israelí, judío y palestino a la vez… que no estaba dispuesto a olvidarlo.

Una molesta inconveniencia.

Si a esto se añade que Juliano Mer-Khamis era cómico, un puto payaso (comunista, eso sí),  y que encima sus aspiraciones personales no pasaban -ni siquiera de lejos- por un ejercicio, digamos, profesional y ejecutivo de la política, deduzco que Israel/Palestina tiene un serio problema.

Y nosotros, también.

 

Juliano Mer-Khamis, un te por palestina.

Juliano Mer-Khamis en un blog de la web de la Universidad de Sevilla

Pero ¿quién coño fue Juliano Mer-Khamis?

Un fulano más grande que la vida

La noticia en ‘El País’


Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a En la muerte de un ‘compañero de viaje’

  1. Trinidad dijo:

    Reconozco que no sabía quién era este hombre hasta que he leído tu entrada, caballerow.
    Otra esperanza menos en un mundo tan necesitado de gente lúcida y valiente como este señor. Gracias por dármelo a conocer.

    Un abrazo.

  2. Siana dijo:

    Tampoco lo conocía. Qué pena. En este mundo algunos sueños valientes y honestos no tienen cabida. Y esto lo confirma.

    Gracias, Bow.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s