¡Hombres, hombres!

Como estamos, madre mía. Boquitas, boquetes y bocazas. Uno que asegura tirarse no sé cuantas niñas, el otro que tilda de ‘mierdas’ a un ex-ministro por emocionarse un poco  y de manera evidente (decir que ‘lloró’, visto lo visto en la tele, parece excesivo) y un alcalde, por último, al que no le gustan los ‘morritos’ (?) de una señorita recientemente ascendida a la ministrez.

.

.

Desde el racial ‘manda güevos’ del insigne Trillo Figueroa (en la Presidencia del Congreso, que ya es tribuna) pasando por aquel entrañable ‘usted es mucho mejor que el negro de mierda ese’ (o sea, mejor que Thierry Henry, que ya es ser) pronunciado con contundencia por Zapatones en día señalado, no se había vuelto a ver cosa igual.

.

Después de tantos años de feminismo galopante (y agobiante) ¿vuelve por fin el Hombre a España? Recio, contundente, seguro, macizo, racial. Hecho y derecho, piloso, con olor a zorro o, en el mejor de los casos, a Varon Dandy (de Parera). Y con una expresión firme  y nada lábil en la punta de la lengua dispuesta a salir oportunamente con la fuerza de un dardo, seca y directa como un latigazo, a fustigar la indecisión, la templanza, la falta de categoría y la ausencia de personalidad y de temperamento de esos mindundis del talante que no tienen ni media ostia, cagüen diez y en su puta madre. ¡Si es que esto lo arreglo yo de dos manotazos, hombre, por dios!

-Usted sí que sabe, caballero.

-Si es que… Si es que me da un coraje, que, que, que….

.

.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¡Hombres, hombres!

  1. Siana dijo:

    Ostras Bow. Muy bueno.

    No sé por qué dicen que lloró, si no lo hizo.

  2. Remolina dijo:

    Llorar no lloró, pero, aunque no en la forma, en el fondo sí que estoy de acuerdo con Arturete, hay que ir “llorao” de casa.

    • Siana dijo:

      Sí, es cierto Rem: hay que ser fuerte y más cuando ocupas un cargo así….mejor retirarse con seridad y dominando. Pero tampoco veo nada malo en emocionarse. Claro que aquí Arturo critica un conjunto de cosas, su actuación como político en ese cargo en general, pero como a tí no me gustó la forma en que se refirió a él. Lo valiente no quita lo cortés. Y no considero que ése fuera el lugar para hacerlo, más como corren ahora las cosas por las redes éstas.

  3. bowmanpoole dijo:

    Estimadas amigas

    El problema no está en si Moratinos se emociona, llora o se la pela. El problema está en que somos un país de Romerales y, sobre todo, en que el primer Romerales no se llama Romerales sino Pérez.

    Pérez-Reverte por más señas.

    ¿Qué más nos da si Moratinos se emociona, llora o se la pela? ¿Qué más nos dan, sobre todo, las membrilladas que al respecto le pasan por el magín a un académico un poco bocas? ¿Qué más me da a mí, sobre todo? (que es lo que importa).

    Nada.

    El gran escritor, que se pasa la vida poniendo a caldo a las belenesesteban de tendedero y de patio de luces, cae en el mismo pecado que ellas. En el pecadillo de meterse a justiciero de la vida y milagros de los demás. Ya sé que Moratinos es un servidor público y sus actos están sometidos a escrutinio público, por tanto, pero lo mismo que no me meto en como usa el papel de water ni en como besa a sus sobrinas, tampoco me meto en si llora, blasfema o se descalza al despedirse del cargo y le cantan (o no) los pinreles.

    Es que me trae al pairo.

    En cuanto a los graves crímenes y terroríficas torpezas que, mientras estuvo ejerciendo (estoy que no duermo de la inquietud), se le achacan, me gustaría saber la diferencia entre la gestión de los ministros que le precedieron -(don) Abel Matutes, en Josep Piqué o la Anita Palacio Vallelersundi- y la de Moratinos. Al fin y al cabo, que yo sepa, ni Moratinos ni (don) Abel ni el senyor Josep ni Anita Palacio tienen un imperio empresarial mundial (salido del capital acumulado gracias al honrado trabajo de varias generaciones) y, por tanto, no ha aprovechado su cargo ninguno de ellos para favorecer la expansión mundial de innúmeras empresas. Eso sí, don Abel, Piqué y la Palacio son unos señores y una señora y, en fin, unos españoles de bien muy respetados todos ellos en todas partes y alabadísimos por todas las gentes de sus respectivas provincias, en las que se encuentran muy arraigados (como todo el mundo sabe). Y Moratinos, en cambio, es un don nadie.

    Un mierdas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s