“….y la sangre le chorrea por su carita divina”

“Vámonos de aquí, Hal, vámonos o me volveré loco. O puede que acabe matando a este tío”. No hace falta explicar que ‘este tío’ es el ‘Botiha’ ni tampoco que estoy muy alterado. El ‘Botiha’, por su parte, no se fija en si lo escuchamos o no y sigue a lo suyo. Estamos sentados a una mesa en la puerta de una taberna andaluza llamada ‘Los Doce Espejos’ y nuestro espontáneo guía procede a masacrar una ‘saeta’ semanasantera.

Como no tenían naita que hacerle
le escupen y le abofetean
y le coronan de espinas,
y la sangre le chorrea
por su carita divina.

Mientras nos sirven unos finos virtuales, Hal intenta tranquilizarme señalando vagamente el cielo. “Mire, Dave: uno de esos dos soles es Júpiter, tanto si nos gusta como si no. Ya lo ha oído usted. Y tan salvaje transformación se relaciona con TMA 1. O sea que, de una manera u otra, también la expedición de la ‘Discovery’ guarda relación con ese suceso: no puede ser casual que Heywood Floyd nos mandase a Jupiter en vísperas de la transformación estelar del gran rey planetario”. Las fantasías de Hal me ponen de los nervios. “¿Insinúas que nuestro jefe, el dr Heywood Floyd, sabía que la masa de Jupiter colapsaría dando lugar al estallido de un nuevo sol, satélite del Sol original? Eso es imposible”. Hal ni se inmuta. “Los sistemas solares binarios no son raros en la galaxia”. Yo soi más largo que Hal. “Júpiter nunca tuvo la masa crítica necesaria para colapsar. Eso es bien sabido desde el siglo XIX”. Me sorprende que Hal no conozca cierta clase de calificativos aplicados ocasionalmente a Júpiter, ‘el sol que no pudo ser’, ‘la estrella fallida’ y otros títulos que más parecen eslóganes publicitarios. Pero Hal me sorprende de nuevo. “Evidentemente, Floyd no podía saberlo. Pero si el estallido de Júpiter se relaciona con TMA 1, también debe relacionarse con nosotros. Las casualidades no existen”. El señor ‘Botiha’ deja de canturrear y de tamborilear en silencio con los dedos sobre la mesa y se levanta. “Van a conocer ustedes algo extraordinario”. Yo no me lo creo pero mientras me levanto y le sigo sin gana, la luz se hace en mi cabeza. “La Princesa”, susurro. “Tampoco la aparición de la Princesita en la ‘Discovery’ pudo ser casual… Ella fue quién nos enseñó este truco del espacio-tiempo”.



Puede verse aquí el bonito sistema binario Mariecum-Umbris III, en la constelación de
Silphideia. Este sistema se encuentra muy alejado de nosotros (273 años-luz) y es visible
como estrella simple en el cielo del invierno austral. La estrella fue identificada y anotada
por el catalán Siurell Plans, piloto de la nao ‘Nuestra Señora de Leire’,  en el siglo XVI.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a “….y la sangre le chorrea por su carita divina”

  1. Agualuna dijo:

    Vaya lio. Gracias por la información del sistema binario. Saludines

  2. Siana dijo:

    Lo sabía! El Gran Botiha tiene un as en la manga y Ustedes están a punto de descubrir de qué se trata! Sí, sí, sí. Todo ocurre por una razón. Por cierto, Comandante. Existe en este momento del tiempo un estudio reciente que aclara que el descubridor de tal constelación no fue el malogrado Siurell, que dios tenga en su gloria, si no su compatriota el astrónomo Arnau de Xiprer, más conocido como el “Xicot de Lleida”.

  3. Ambrosio dijo:

    Sabrás, queridíssssima amiga Siana, que \’en Xiprer\’ y \’en Plans\’ mantuvieron larga amistad y que fue Xiprer quien dio noticia de la existencia de Mariecum (como se llamó la estrella entonces) en su obra \’De australis Stellorum\’, donde se menciona en términos muy elogiosos a Siurell Plans. La obra del llamado \’Xicot de Lleida\’ es poco conocida y sólo se conservan dos ejemplares, uno en Washington, en la Biblioteca del Smithsonian Institute, y otro en la Biblioteca Vaticana. De cualquier modo, muchas gracias por tu erudita matización.

  4. Siana dijo:

    Así es, mi Comandante. Ambos, como Usted bien señala, fueron compañeros y amigos, y tal vez los más importantes astrónomos del siglo XVI. Y, en efecto, fue en la obra que Usted cita donde dio a conocer la existencia de la constelación. Y la obra póstuma de Lo Xicot, “De Strellum et Mundum”, fue donde estableció sus coordenadas exactas. Siurell Plans, no alcanzó en vida la fama de su colega, mas quiso dejarnos como legado otra no menos prestigiosa obra en la que ya definió los sistemas Imphilum y Shymprium, Usted ya sabe que estoy hablando de célebre tratado “Allò que sé de l’Espai”:

  5. Ambrosio dijo:

    Refuto. Es sabido que Plans no escribió nada. Tal vez te refieres al \’falso Plans\’, aquel que publicase en Xativa, ya a comienzos del XVII, algunas obrillas de poco mérito y aun menos latín. Durante un tiempo se supuso que eran debidas a la pluma del mismísimo Siurell citado por Arnau de Xiprer, el “Xicot de Lleida”, pero Stephens, Marquot y Rodriguez han demostrado sobradamente que “Allò que sé de l’Espai” no es más que una mixtificación carente de fundamento, hondura y rigor. Yo te recomiendo, querida amiga Siana, una lectura desapasionada de la obra de Stephens, categórica al respecto y modélica en su género, así como que subrayes en el capitulo XXXVII aquello tan hondo que dejó dicho el insigne polígrafo oxoniense, en cita que sin duda conoces, ya que se encuentra grabada en su lápida, "The History are ready but the spirit is lonely".

  6. Siana dijo:

    Me disculpará Usted de nuevo mi intromisión, mi Comandante. Está Usted en un error. La obra de Plans “Allò que sé de l’espai” fue precisamente tratada en la sexta ponencia del XXXXII Congreso Inlinguatis Espatialis. La mesa en la que se discutió acerca de su autenticidad fue moderada por el reconocido investigador A. J. Mortimer y no dejó dudas al respecto. Le informaré también que en la prestigiosa revista Science fue recientemente publicado un artículo –“ligths and Shadows about XVI century catalonian Astronomic Science. The study of the “Lo Xicot” case” en el cual no sólo elogia la labor de Plans en su póstuma obra, si no que le reconoce toda su trayectoria. Conozco de sobras la obra de Stephens, y por cierto que debería usted saber que fue harto discutida, pues basa muchas de sus suposiciones en absurdas conclusiones teológicas y filosóficas sobre las ondas –T y –Z. Le sugiero que eche Ud un vistazo.

  7. Ambrosio dijo:

    ¿Mortimer dice usted? ¿Mortimer? Supongo que no se refiere al borracho Mortimer, al que dejó pringado con sus dedos el ‘Salutem Plurimam’ de Gante. Sí: el mismo que fue expulsado de Francia por tocarle el culo a la embajadora de Montenegro durante las XI Journées Romaniques de Carcasonne y que falsificó su curriculo para ser admitido en la Universidad de Verona. Si usted considera que ese individuo, Mortimer, es digno de crédito, me parece divino. Todo el mundo sabe que no es más que un piernas lleno de fantasía subvencionado por la \’Generalitat\’ para inventar galimatías. La misma \’Science\’ ha reconocido su error al publicar esa absurda mixtificación que es “lights and shadow", compuesta a base de robar aportaciones de colegas mejor dotados. A Mortimer ya no lo quiere nadie ni para comisariar exposiciones en provincias. Mortimer es un imbécil.

  8. Siana dijo:

    Comandante Bowman. No pongo en duda sus conocimientos y dios me libre de cuestionar su autoridad, mas presiento que los vituperios que lanza con tanto desagrado sobre el Dr. Mortimer tienen que ver con el asunto de los 7 días en el Epsilium Ultra Plus. Un asunto que resultó bien controvertido en su día y en el que, si no me falla la memoria, Usted y Hal se vieron implicados, e incluso se les estuvo a punto de abrir un expediente. No quería sacar a colación el tema, pero el día que el Dr. Mortimer flirteó con la embajadora de Montenegro –que es lo único cierto y documentado de cuantos improperios ha dejado patentes- no sólo se le fue la mano con la señora. Se le fue la mano con la lengua y habló de su implicación en el asunto. Y la margen de sus escarceos amorosos, su capacidad y calidad como científico es sobrada. Si le quedan dudas, puede Usted preguntar a don Armeni Gisbert Palau, responsable de los Annales Vacumendum Estrellatum de l’Arxiu Nacional de la Generalitat. De modo que, y volviendo al origen del asunto, queda claro que Siurell fue co-descubridor de la constelación esa. Dígame Usted, qué más pruebas necesita. Imágenes, tal vez?

  9. Ambrosio dijo:

    Señorita, señorita. No me busque, no m busque que por menos ardió Troya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s