La pareja

Por el borde de la loma selenita se ve subir a dos astronautas con escafandra verde. Avanzan con lenta seguridad de a dos en fondo, uno detrás de otro, y aunque sin duda nos han visto, ahorran cualquier saludo o señal de reconocimiento. Pronto amanecerá y la superficie abstracta del satélite se cubrirá de sombras alargadas y grotescas. El amanecer en la Luna es un violento baile de blancos y negros que confunde al ojo y a nada lleva. Hal bosteza. "Vienen dos hombres", comenta. Yo asiento. "O dos mujeres". La pareja trepa entre el abrupto roquedal de las paredes del crater Tycho rumbo al gigantesco toro de Osborne anclado en lo más alto. Aburrido, pienso en el asteroide que impactó en la Luna para abrir Tycho y me digo que debió ser monstruoso. Un topetazo increíble, visible desde la Tierra, que tuvo que generar una formidable lluvia de estrellas. Los dos astronautas verdes llegan al borde del cráter; uno de ellos se detiene y el otro sigue caminando hacia donde nos encontramos. En bandolera trae un megafusil positrónico. "A los buenos días", saluda al llegar a mi altura. Yo asiento. "Buenas". La lluvia de estrellas sobre la atmósfera terrestre que se derivó de la creación de Tycho bien pudo prolongarse años y ser intensa y desagradable. Afortunadamente no había nadie para apreciarlo. El astronauta de verde nos mira de arriba abajo. "Y qué ¿van a estarse ustedes mucho por aquí?" Yo niego. "Noooo, nada. Sólo dar un paseillo por el fondo del crater. Es muy bonito esto". El astronauta verde asiente mientras el otro se acerca y permanece expectante tras él. También luce un megafusil positrónico en bandolera. "Bueno, nosotros nos vamos a seguir la ronda. Ojo no vayan a caerse", arguye el primero. El otro apostilla. "Es peligroso esto". Y se despiden. "A las buenas". Entonces se dan la vuelta y reparo en que uno de ellos, el que ha estado hablando conmigo, luce en las mangas de la escafandra galones de cabo.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La pareja

  1. Agualuna dijo:

    La guadia civil de la luna, me pregunto si ese puesto es considerado merito o castigo. ;). Ciao

  2. Siana dijo:

    Los municipales! estarían haciendo la ronda, claro. Buena gente, cumpliendo con su deber. Han sido amables con Usted y Hal, me alegro. No puedo ni imaginar qué es lo próximo que se van a encontrar…esto es emocionante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s