Dover

Dover es una ciudad de lo más asquerosa que imaginarse pueda. Más, incluso, que mi bañera. Se trata de un tugurio portuario que comparte nombre con unos músicos de carretera (de la carretera de La Coruña exactamente) y que sale mucho en las novelas inglesas de barcos (junto con Bristol y Plymouth). Dover está frente a Calais (Francia) y sus acantilados calizos -bien visibles desde Francia- dieron el nombre de ‘Albión’ a toda la isla. Muy cerca, en Folkestone, está la terminal ferroviaria del Eurotúnel (un bujero bajo el Canal que une las albas costas del Condado de Kent con las playas de Calais). Yo no había estado nunca en Calais y, dado mi estado, me ahorro el agobio del euroúnel y cruzo al canal sobre las olas a bordo de un reflejo que va a estrellarse contra una vidriera del puerto. “Joder, macho, que viaje”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Dover

  1. Agualuna dijo:

    Esto promete, si señor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s