Mr Floyd goes to Washington

Floyd es un imbécil con nombre de after shave antiguo. ¿Q se puede esperar de semejante tipo? En el cine lo han encarnado William Sylvester (para quién fue el papel más importante de su vida y el que le otorgó la inmortalidad) y -jé- el gran Roy Scheider. En la realidad, Heywood Floyd no tiene tanto glamour y, encima, le huele el aliento. Yo volé con él en los noventa. Después su gente descubrió la chorrada aquella en Clavius y a mí m cambió la vida: “Dave, es la oportunidad de tu vida. ¡Júpiter!”

Tonto de mí. ¿Cómo no se me ocurrió parar a pensar cinco minutos qué coño se le podía haber perdido a aquel pederasta en Júpiter? Ahora la cosa no tiene remedio, yo soi otro y Heywood anda en Washington (donde llegó desde Madrid, via London, en vuelo British) tratando de montar Operación Júpiter II para rescatarme -dice- a mí (de quién no tiene noticia desde hace siete años). Y se pone tierno el gilipollas. Yo le importo una mierda. Lo que quiere es el secreto del Alto Mando Aliado Coordinado. El secreto del viaje en el tiempo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s