Bebiendo

La Princesa habla y habla maravillas del siglo XXVI. Algunas un poco frikis, francamente. “Allí nadie es más que nadie, pero de verdad. Y nadie espera tampoco que una ‘niña’ -por ejemplo- llegue a ser una ‘señorita’. Ni nada. Ha costado ocho siglos conseguirlo”. Yo, que me estoy poniendo ciego a base de vino de Hal, no me resisto a descolgar una ironía. “Pues ya os ha llevado tiempo”. Ella matiza. “Ojo: ‘nos’, querido. Me refiero a la humanidad entera al margen del tiempo. Y no te rías: no es fácil aprender a controlar los prejuicios y a no crearse expectativas sobre los demás”. Razón no le falta y antes de seguir, cataclás, se pega también un lingotazo. “Se trata de dejar que cada ser humano sea realmente quién es: quienquiera que sea él, no quién puedan suponer los demás”. Parece un discurso de ONG y me armo de paciencia: a los locos y a los borrachos no hay que llevarles la contaria. “Por eso, lo primero que se nos enseña en el siglo XXVI es a ir cada vez más lejos. No como grupo: como personas. Más allá: plus ultra. Siempre hay un más allá dentro de uno (y no fuera). Aunque, claro, las claves están fuera y aprenderlas exige estudiar y escuchar mucho para no terminar tan estéril como un óvulo sin fecundar”. Esta chica usa unos ejemplos de lo más gráfico. Brindo por ella y me meto otro trago más. Y de pronto caigo en la cuenta de que ella -hembra- me está fecundando a mí, macho.

Intelectualmente, claro: no me sean guarros.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Bebiendo

  1. Celadus dijo:

    Leches, pues parece que nos hemos llevado 4.600 años pensando para entender lo que explicó Siddharta en su dia. Si es que a veces somos muy duros de mollera.

  2. Jack dijo:

    Loca y (/o) borracha.Anda que… Ya te vale.

  3. Agualuna dijo:

    Bebamos alegremente de este vasoresplandeciente de bellezay que la hora efímerase embriague de deleite.Bebamos con el dulce estremecimientoque el amor despiertapuesto que estos bellos ojos nos atraviesan el corazón.(Brindis de la Traviata)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s