Una larga espera

He impreso la carta de la Princesa del Spitfire, Señora de las Dunas del Norte de África y Marquesa del Flap, y la aprieto contra mi frío pecho de astronauta mientras contemplo el vacío del espacio. La masa inerte de Júpiter desfila pesadamente a mis pies arrastrando sus corrientes de metano y azufre mientras luces de colores parpadean radiantes sobre los paneles de control. Pero lo que más parpadea es mi loco corazón desbocado. Soy feliz: estoy enamorado.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Una larga espera

  1. Agualuna dijo:

    ¡Ay el amor!, se nota que es primavera. Bss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s