Carta de la Princesa

“Estimado Bowman
Hoy combatí sobre el Canal contra los héroes de la Luftwaffe. Derribé a dos y a mí no me tocaron. Supe que los pilotos derribados se llaman Hans De La Biotte y Hubert Dietrich, que tienen ambos veinticinco años y que los recogió un guardacostas de nuestra flota en el Canal. Me alegró eso. La guerra es una aventura peligrosa, mortal más bien, y esta certeza ensombrece mi orgullo, mi alegría y mi jactancia. No me gusta matar, sábelo. No soy una asesina ni una sádica que disfrute con el mal y el dolor ajenos. A veces me pregunto, incluso, si soy tan siquiera una auténtica guerrera. ¿Lo soy? Más bien no. En consecuencia, no sé que hago aquí ni porque me he metido a combatir y, lo que es peor, a poner tontamente mi vida en juego. El mundo es alto, ancho, grande y está lleno de cosas sin tiempo. Para mí, además, carece de límites. ¿Por qué no aprovecharlo? Ésta no es mi guerra, Bowman. Y, probablemente, no lo sea ninguna. Pero es que combatir me exalta. En realidad sólo busco aventura, pasión, gloria, ser yo, derrochar adrenalina y vivir intensamente.
Así que al laurel, a ti y a la cocina que os den viento.
Te quiere,
JR”

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s