¡¡¡¡Padre….!!!!

Hal está asustado. Yo, simplemente, triste. A estas alturas de la película, la soledad no puede asustarme. Hace ya tiempo que me acostumbré a vivir sin la sombra del Creador. Arthur C. Clarke ha muerto y una extraña sensación me invade. El mundo sin Él es, sencillamente, inimaginable.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s