Adultos

La Princesa, que fue pirata en el XVIII y a estas alturas incluso ha sido guaje en el siglo XXVI, se me antoja más hecha y como bastante más adulta que cuando nos dejó el año pasado, antes de Navidad. Así se lo hago saber a Hal. “Yo no sé donde habrá estado metida esta cría estos últimos meses, pero ha vuelto como más madura, como más sólida, como más persona, ¿no crees?” Hal no cree nada. “Yo lo que creo es que es usted un irresponsable. ¿A santo de qué la deja salir a estas horas, tal y como está la órbita de Júpiter? ¿Sabe que sólo la semana pasada entraron seis asteroides? Uno, del tamaño de Vesta, lo menos”. Por poco me caigo al suelo de la risa: después de haberse cargado a Poole, a Kaminski y al resto de la tripulación (y de haber intentado mandarme a mí a hacer puñetas por el espacio), me sale con el cuento de la responsabilidad. “Oye, Hal, bonito, a ver si te enteras: yo no soi su padre. Ni nada. Por lo menos, nada legal. Así que no me marees. Lo único malo de que haya salido es que me ha dejado la cocina hecha un circo. Y a ver quién es el guapo que se mete ahora a poner orden ahí”. Hal bosteza. “A mí eso me trae al pairo, pero en media hora usted tendrá que cenar, así que…” Y maldigo para mi coleto intentando disimular. “¿Pero dónde se habrá metío la jodía niña ésta, oyes?”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Adultos

  1. Agualuna dijo:

    He estado unos dias ausente y me encontrado con tres post nuevos. Le envidio su carácter prolífico. Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s