El Libro Gordo de Hal (2).

NOTA de HAL (II): No es fácil freir un huevo. Como sucede con la paella, objeto de enconadas disputas, los chefs no se ponen de acuerdo en cual pueda ser la manera canónica de proceder a la correcta confección de un huevo frito. Para ciertos autores de la escuela pomerana se debe echar primero la clara y, segundos después, la yema, práctica que no goza de muchos adeptos. También se puede hacer la fritura sin sal o bien con salsa de tomate (escuela neorromana). Para Liëbermann es bueno incluir en el aceite medio diente de ajo que no sea muy grande. Del ajo y sus virtudes hablaremos otro día. Disfrutad (y si alguien sabe de dd viene la práctica de freir los huevos, q m lo diga porque a bordo de la “Discovery” no tenemos ni idea). Sí ¿cuál es el origen del huevo frito? Y, sobre todo ¿quién fue el primero q tuvo la ocurrencia de freir un huevo? (os juro q la respuesta a estas cuestiones m quita el sueño).

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El Libro Gordo de Hal (2).

  1. Agualuna dijo:

    Que de complicaciones para freir un huevo, con lo bueno que está frito sin más, o con su ajito…. ains, que me está dando hambre. Saludos lunares.

  2. Ambrosio dijo:

    ¿A q sí? Y gracias por tus comentarios de parte de Hal. Está muy orgulloso de su Libro Gordo. Criaturica.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s