Echa vino, echa vino al porroooon

La certeza de convivir con un robot guarro sólo es comparable a la de que tu novia te engaña. Un sin vivir. Hal ha bloquedo completamente el programa de aseo personal y ha dejado de afeitarse, de ducharse y de cambiarse de ropa. Encima canturrea canciones de beodo. “El vino que tiene Asunción no es blanco ni tinto ni tiene colooooor…” El dichoso “Human Parfum Application" anda enloquecido y en la “Discovery” ya no hay quien pare. “Hal, por Dios, cállate”. Pero no hay manera. “…Asunciooon, Asunciooon echa vino, echa vino al porroooon…” Yo, abrumado, esparzo odo-pino hasta en los turborreactores. Pero se mezcla con el olor a vino malo y a sobaco. Resultado: la “Discovery” se transmutado en un lugar indigno, inhóspito e irrespirable. Yo me tiro al espacio y que arda Troya.
“….echa vino, echa vino al porrón, chin pón”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s