Las recetas de Bowman (comidas recreativas para solteros sibaritas). Hoy: el huevo frito.

Para freir un huevo hacen falta una sartén, aceite, sal y un huevo. Sacado el huevo de la nevera (varias horas antes de la fritura) déjese reposar en la encimera hasta que alcance la temperatura ambiente. Cuando se ha conseguido, viértanse dos dedos de aceite en una sarten antiadherente no muy grande y déjese calentar el conjunto hasta que humee (punto de humo o primera humera). Procédase entonces a cascar cuidadosamente el huevo (el llamado “casqueur français” o “cascado francés”) y a verter su contenido en la sartén. Se añade una pizquina de sal (la pizquina es una antigua unidad de medida persa que -como tantas cosas- se incorpora a España de mano del Islam) y se empuja -con la espumadera- un poco de aceite sobre la clara del huevo. Ya sólo queda esperar a que el tal huevo acabe de hacerse, proceso que culmina en cuestión de uno o dos minutos.
Puede servirse solo (viudo), con patatas y panceta (trío) o bien viudo pero adornado con perejil (viudo con ligue). Buen provecho.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Las recetas de Bowman (comidas recreativas para solteros sibaritas). Hoy: el huevo frito.

  1. Agualuna dijo:

    ¡¡Muy rico!!, anda que no. Un saludo desde el planeta tierra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s