Marea roja

"¿Tenemos el teléfono estropeado?" me pregunta Hal muy serio nada más levantarnos. Yo, que me estoy afeitando y cantando feliz, me estremezco. Hal está ALGO tronado, pero no TAN tronado… "Hal: NO tenemos teléfono", contesto con el tono de voz más apacible que se me ocurre. El robot hace "bip". "Pues entonces es la INVASIÓN". Con el corazón a cien, me quito la espuma, me pongo mi chupa y corro al puente. "¿Decías?" Y Hal "Decía que últimamente andan por aquí unos tipos muy raros con camiseta roja. Yo pensaba que serían de la compañía de teléfonos…" Por un momento me asalta la tentación de desconectarlo. "Hal, por el amor de dios". Y Hal. "No ponga esa cara: me asusta". Yo, q remedio, le doy una patada a una silla: Hal no tiene piernas ni una buena espinilla. Y sigue. "Comen pipas, lo toquitean todo y se llaman Quercus, Ina, Albe, Lenka… ¿Usted no sabe nada?" Yo que voy a saber. Y, de pronto, una bombilla se me enciende debajo del cráneo. "¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaack….!!!!!!"
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s