Cacharrillos

Esta chica, Jack, me desconcierta lo indecible. Una mujer que se comporta como un chiquillo rebelde y dicharachero es una aberración que un técnico como yo no procesa adecuadamente. “Bowman, leches, me cago en todos sus cacharrillos”, me grita. La chica llama “mis cacharrillos” a los sistemas de la Discovery, es decir, a cualquier elemento electrónico o mecánico de la cosmonave objeto de un celoso desvelo profesional por mi parte (tal vez excesivo). Y, claro, a veces pierdo el oremus con tantas confianzas. “Jack”, la digo “o como quiera que usted se llame, señorita. Hágame el condenado favor de no pelar cebollas en la recámara de oxigenación, carambas”. Mis bienintencionadas admoniciones acentúan aún más la ira de la joven. “Míreme de vez en cuando, coñes, y olvídese de todas esas luces de colores, Bowman”. De Jack, desde luego, no se pueden negar dos cosas. Una, que no tiene pelos en la lengua. Y la otra, que desea que la mire.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cacharrillos

  1. Jack dijo:

    A fuerza de investigar aquí y allá mientras el señor Bowman
    duerme o atiende a sus cacharrillos, y gracias a un par de pistas que me ha
    dado HAL, he descubierto la manera de meterme en este diario de bitácora tan
    bizarro. Nunca está de más saber qué piensa de ti quien lleva el mando de la
    nave en la que estás. O quizá sí. Quién sabe. Últimamente el ordenador ha
    empezado a contarme cosas cuando el señor Bowman anda trasteando abajo. Yo creo
    que de un tiempo para acá están más intrigados conmigo que yo con ellos. Por el
    cambio, que los tiene desconcertaos. Pobrecicos.

    Pero es que nunca me hubiesen dejado subir aquí sabiendo que
    era una chica…

    Sorpresas, pocas. Desde el día uno que me conozco el
    carácter protestón y collejero del astronauta, y la paciencia infinita del
    ordenador central. Es extraña esta nave, y más aún su tripulación. Acostumbrada
    a las jerarquías del mar, a llevar el mando y a que me miren, ha sido
    complicado entender el protocolo aquí arriba, a nosecuántos años luz. Una
    computadora inmensa (HAL) y un funcionario espacial (el estimado Señor Bowman)
    que echan las tardes jugando al ajedrez y las mañanas tratando de poner a punto
    un montón de aparatos de aspecto soviético (de lo más inútiles aquí, en el
    medio de la nada…) en vez de echarle un ojo al mapa para dejar de andar a la
    deriva. Me malicio yo que mucha gana de saber dónde están no tienen.

    El caso es que desde que se ha enterado de que soy una
    chica, el señor Bowman anda un poco raro. Ya no me da collejas, aunque muchas
    veces se le nota que no es por falta de ganas. Y está tratando de ser amable.
    Yo entiendo que no es fácil, tanto de chavalín como de princesa soy bastante
    puñetera. Supongo que ya se había hecho a la idea de tener un aprendiz, y la
    nueva situación lo descoloca.

    Ya se acostumbrará.

    Lo que es un hecho ( HAL está de acuerdo y puede dar fe) es
    que cuando se cabrea se pone muy gracioso, así que tengo que hacer un gran
    esfuerzo para no sacarlo de sus casillas a posta.

    Yo lo que creo es que en el fondo, el astronauta me tiene
    cariño. Por mucho que se queje de que lo pongo todo perdido cuando me da por
    cocinar, bien que se come luego las cebollas rellenas. Además a esta nave le
    venía sobrando un poco de testosterona. Así que aunque tengo mi navecilla
    preparada desde hace semanas para irme, no me animo a dejarlos solos.

    Porque sospecho que yo también les tengo cariño a ellos.

  2. Ambrosio dijo:

    Jack, muchacho, te encuentro un poquito sobrado. Para ser niña, das mucha guerra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s