Actividad cerebral

Hoy me ha dado por pensar.
Hacía tiempo que no pensaba por pensar.
Quiero decir que hacía tiempo que no m dedicaba a pensar por el puro placer de pensar.
O sea: sin pensar en nada concreto.
Pensar es bueno, he pensado. Y me ha gustado el pensamiento. “Pensar es bueno”. Y he escrito mi pensamiento, lo he enmarcado y lo he colgado en el puente de mando. "¡Qué grande eres, tío!” me he dicho. Después he abierto un libro cuyo primer párrafo me ha impresionado sobremanera. “Las características del análisis son fruto de los eslabones que engendran los primeros. El autor no demostrará las teorías que sistemáticamente derivan de la fe en medios que sólo se realizarán en el porvenir de las actividades. El autor, que es esencial para el entendimiento del prólogo relativo al funcionamiento de las células, dedicará el origen a una parte de los que desarrollan lo expuesto hasta aquí”. Después he subrayado un párrafo, lo he copiado y lo he enmarcado también. “Las características del análisis son fruto de los eslabones”. A mí se me antoja muy interesante pero ¿quién sabe? Hay quien llama a esto divagar, aunque sólo es envidia cochina.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s