Qué bien tu nombre suena

Están pasando cosas muy raras aquí arriba. No se lo van a creer ¡pero hoy estuve en la Tierra! No sé bien como fue la cosa, pero de pronto me vi en un Madrid atestado de turismo interior. Y Jack venía conmigo, quejándose todo el rato. "¡Yo quiero volver a la Discovery! Esto es un rollo". Es lo que tienen los niños. Yo, en cambio, estaba encantado. Nadie nos veía y pasábamos a través de la gente sin problemas. Vimos el Reina Sofía, que es muy grande y con una ampliación que parece un Corte Inglés. Y las casetas de libros viejos de la Cuesta de Moyano. Y ya puestos, la Feria de libros viejos de Recoletos. Hacía sol y los dentistas de Palencia, rodeados de niños y con unas señoras que emulaban -mal- a las modelos de Vogue, lo señalaban todo vestidos de Coronel Tapioca. En las Cortes, los guardias daban número a la gente para hacerse fotos en los leones. Jack, no me pregunten como, también ha hecho fotos. Lo de Madrid es muy chocante. Sorprende que con tanto nacionalismo pedáneo y tanta queja del centralismo, siga pareciendo que si no vas a Madrid no eres nada. Ese país llamado -para desesperación de Carod y de Ivarreche- España, es un país raro. Hay que volver a Madrid: Madrid es mucho Madrid.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s