Un agradable paseo.

El otro día tuvimos lluvia de meteoritos. Ayer, avería en el cimborrio del propulsor de eyección interna. Y esta mañana, paseo espacial. Hacía muy buen tiempo y quería estirar un poco las piernas. Como también quería tomar el fresco, conecté el refrigerador de la escafandra. HAL se portó bien, comentó conmigo los aspectos más sobresalientes del espacio jupiterino y dijo, por ejemplo, que la gran mancha ovalada lucía espléndida. Esta máquina es que parece otra, oye. A la vuelta incluso me abrió la puerta con mucha educación y no se puso borde. “Buenas tardes, señor. Bienvenido de nuevo a bordo. Espero que haya disfrutado del paseo espacial”. Yo he correspondido con una pequeña sobrecarga de energía adicional que le ha hecho disfrutar mucho. “Ah, señor David, que amable es usted. Esta vieja y torpe máquina agradece TANTO sus atenciones…” Tendré que pensar en empezar a darle libre las mañanas de domingo.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s