Un día perfecto.

Tengo un sueño que no veo, así que me voy a la piltra. Hoy lució la primavera (virtual) a lo bestia, me di un buen revolcón (también virtual, q remedio) y escuché un viejo disco de Count Basie. ¡Qué barbaridad, como sigue sonando el tío! The Swing Machine. Os pongo la reproducción de un cartel del año de la tarara que me ha proporcionado HAL huroneando por ahí. Sed felices.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s